AMOR ROMÁNTICO Vs AMOR SALUDABLE

A lo largo de la historia el amor romántico se ha convertido en un “estado de felicidad deseado”. Para algunos “en un objetivo de vida”, en el deseo de “amar y ser amado”.

Así lo vemos en las películas, amores eternos con final feliz aunque no exentos de dolor y sufrimiento.

Desde esta perspectiva el amor romántico es una construcción sociocultural y por tanto se vincula con nuestras creencias socialmente aceptadas.

EL AMOR ROMÁNTICO Y EL ENAMORAMIENTO

El amor romántico, es un amor idealizado,  vinculado al enamoramiento, a ese “flechazo” inicial.

En esos primeros encuentros, se genera una fuerte atracción sexual. Donde todo es perfecto, pues proyectamos en el otro nuestros deseos.

Cuando comenzamos a conocer a otra persona la vemos como necesitamos que sea y no como realmente es. Es por ello que la vemos “perfecta”, ya que solo vemos en el otro aquellos aspectos que nos agradan. 

El amor romántico parte de algunas características que nos agradan de esa persona. Puede tener que ver con la estética, con “algo de su vida” que nos resulta común o familiar. Por ej trabajo, hobbys, etc a partir de allí comenzamos a generar un vinculo en el que proyectamos en esa persona nuestros deseos.

El enamoramiento nace de las necesidades propias que proyectamos en el otro.

Este amor romántico tiene que ver con “el amor para toda la vida”, tiene que ver con los celos, tiene que ver con la media naranja con un otro que “te completa” o te “complementa”. El amor romántico tiene que ver con un otro que satisfaga nuestras necesidades.

En el amor romántico es el hombre que corteja a la mujer, en busca de su conquista.

De donde surge está idea del Amor ROMANTICO?

El amor romántico ha tenido un desarrollo a través de la historia humana en el cual ha asentado sus bases y una serie de creencias que lo sustentan.

Esta idea proviene de tiempos atrás donde el hombre debía cortejar a la mujer para poder ingresar a la corte del rey. Para ello se valía de una serie de halagos, poemas, con el objetivo de la conquista.
Ellas se resistían de manera que el hombre continuara insistiendo.

A pesar de que esto ocurrió mucho tiempo atrás esta idea aun persiste en el imaginario colectivo de muchas personas, tanto hombres como mujeres.

Con el surgimiento de la burguesía como clase social, con ella surge el contrato del matrimonio, que debería ser para toda la vida.

Como todo contrato tiene un fin económico pero se le atribuye una veta romántica influenciada por ideas religiosas como la idea de una promesa “para toda la vida”, hasta que “la muerte los separe”, y cuyo fin primario es la procreación frente a a cual habría que hacerse cualquier sacrificio.

Actualmente esta idea si bien viene cambiando, con la crisis que viene sucediendo en el matrimonio así concebido. A pesar de ello existen hoy día películas, publicidades que han ejercido gran influencia en la persistencia del amor romántico.

Concebido de esta forma, el amor romántico tiene que ver con las pasiones, con el drama, con esperar del otro que satisfaga aquello de lo cual yo no soy capaz.

En ese esperar del otro, en ocasiones, se pide que el otro cambie, lo cual no es posible. No es posible que el otro cambie más que por el mismo, si así lo desea.

Amor dependiente.

El amor romántico es un amor dependiente, a diferencia del amor maduro que respeta al independencia del otro.

Si bien la idea del amor romántico ha primado durante mucho tiempo en nuestras sociedades, dado los cambios sociales, esta situación ha venido cambiando.

Cada vez es más frecuente que no sea el hombre quien corteja a la mujer, sino que haya cierta igualdad a la hora de iniciar el contacto.

Pese a ello que ciertas conductas o actitudes han venido cambiando aun tienen influencia en el imaginario de algunos hombres y mujeres la idea del principe azul.

ALGUNAS CREENCIAS EN QUE SE SUSTENTA EL AMOR ROMÁNTICO

  • El otro debe colmar mis expectativas y anhelos.
  • La pareja es mi media naranja, me complementa.
  • El amor debe durar para toda la vida
  • El amor te hará sufrir
  • Monogamia. Idea de exclusividad no se admite un tercero
  • Ninguna otra relación ni de amistad, ni de ninguna otra índole es tan importante como la pareja.
  • Sacrificio. La idea de sacrificio está implícita en en el amor romántico, Puedo sacrificar casi cualquier cosa por mi pareja.
  • El amor perdona. El amor cuando es verdadero es capaz de perdonar casi cualquier cosa.
  • Persistencia. Pese a que una relación no funcione o no nos haga feliz se debe continuar en ella.

AMOR ROMANTICO DIFERENCIAS DE GENERO

Generaciones y generaciones han sido programadas con estas creencias.

En las niñas se ha instaurado la creencia de que el principal objetivo es encontrar el amor y con ello el matrimonio.

Pese a que la mujer ha venido desarrollándose profesionalmente, y en diferentes áreas, aun persiste la creencia de encontrar “el amor verdadero”.

Al parecer solo en los últimos tiempos se ha venido cambiando esta creencia.

Por otro lado, en el hombre, siempre se fomentó un desarrollo personal más pleno. El amor no era el principal objetivo, sino el éxito profesional o económico. En ese sentido es que se fomenta más la autonomía y la independencia, por lo cual también les resulta más difícil perder estos logros por un compromiso de pareja.

Desde esta perspectiva es que partimos de formas de pensar diferentes en cuanto a la pareja y lo que cada uno espera de una relación.

Es así que en estas diferencias conllevan a rivalizar más complementar en la relación de pareja, por no respetar al otro como ser un humano con su autonomía, intentando cambiarlo.

El amor romántico es una utopía.

HACIA EL AMOR MADURO

El amor maduro implica una actitud empática en cada uno de los miembros de la pareja.

Respetando la individualidad del otro y haciendo respetar la propia.
Ello implica hacer respetar nuestros espacios, nuestros deseos más allá de la relación de pareja.

También en el amor maduro es muy importante la valoración del otro, de nuestra pareja. Para ello es importante comenzar por la valoración de uno mismo, aspecto esencial si queremos que el otro nos valore.

El amor maduro no cela. El otro no es propiedad nuestra por tanto puede gustarle a otras personas. En el amor maduro hay una valoración propia y de la relación de pareja que brinda seguridad.

Y si ocurriera que el otro miembro se interese por otra persona se le respeta pues tampoco quiero estar con alguien que ha perdido el interés en mi. Nuestro camino juntos han terminado si así lo consideramos, y soy capaz de valorar todo lo que aprendí con esa persona a pesar de que la relación termine.

El amor maduro implica un compromiso pero con la idea clara de que todos los días estás eligiendo a la otra persona, y a plena conciencia que ese camino juntos puede terminar.

El amor maduro es creativo, es solidario, piensa en el otro pero también en uno mismo. Es capaz de ponerse en el lugar del otro, siempre y cuando no traspase mis propios valores.
En el amor romántico ambos aprenden del otro.

Es un amor que respeta la individualidad de cada uno pero también existen proyectos comunes cualquiera sea estos. Desde cosas sencillas como puede ser tomarse unas vacaciones juntos a proyectos más complejos como puede ser un emprendimiento en común, comprar una casa, tener un hijo u otros.

[Total:4    Promedio:5/5]