3 errores comunes en charlas Tinder.

Estudiaremos 3 casos que ejemplifican errores comunes que la gente comete al vincularse en apps de citas. Estos errores suelen cometerlo tanto hombres como mujeres.

También veremos la forma de lidiar con ellos correctamente. Te recomiendo escuches el podcast donde encontrarás ejemplos reales.

Vamos a ello.

1. El caso de la “guerrera”.

Este es el típico caso de personas que responden en Tinder de manera monosilábica. Es decir, ante un mensaje responden “si”, “no”, o con un emoji.

Cuestión que al comunicarle amablemente que no iba a seguir la charla me pasó su número de teléfono.

Al escribirle por whatsapp adoptó una postura agresiva para justificar su pobre comunicación. Puedes escuchar sus audios en el podcast que está al inicio de este artículo (minuto 2:05).

Lo correcto sería que pidiera disculpas y diera una breve explicación que la justifique. Por ejemplo “Te pido disculpas, estaba ocupada y no pude atenderte como me hubiera gustado”.

Pero cometió el error de defender su postura de manera agresiva. Es decir, justificó su accionar atacándome a mi: “Que fuerte tu mensaje, yo soy una persona ocupada que no está todo el día con el celu en la mano”.

La mayoría ante esta situación intenta señalar el error del otro. Algo así como: No respondas si no podés”.

Pero entraríamos en otro error al emitir una crítica. No somos quienes para criticar el accionar de los demás. Cada uno es como es y se maneja como quiere.

Lo mejor es estar de acuerdo con aquello que estemos de acuerdo para no dar lugar a la discusión. Y ser asertivos con lo que no estamos de acuerdo.

Si claro y comparto. Pero bueno el tema es que no tenía forma de saberlo. Así que cuando estés mas tranqui hablamos si querés”.

Una cosa que olvidé mencionar en el podcast es que elegí responder por mensaje en lugar de audio para restar importancia al asunto.

2. El caso del “histeriqueo simpático”.

Primero déjenme explicar que es y como funciona el chichoneo, histeriqueo o tire y aflloje como prefieran llamarlo. En nuestro curso de apps de citas lo explico con lujo de detalle.

La función del chichoneo o histeriqueo es sexualizar el vínculo. Pero para que sea viable debemos hacerlo de manera incremental. Es un tire y afloje constante que busca generar tensión sexual.

Ejemplo:

– Mejor vamos a un pub porque si nos quedamos solos….

– eh??? Que pasa si nos quedamos solos?

– … Cual es tu pub favorito?

– jajajaja.

Esa risa es la forma de liberar la tensión producida y es un indicador de que lo estamos haciendo bien. Es importante liberar la tensión ya que mantenerla puede producir demasiado estrés e incomodidad.

Intentar intimar sin sexualizar gradualmente el vínculo es un error que suelen cometer los hombres. Demasiada tensión sexual, demasiado estrés.

En el ejemplo del podcast (minuto 6:07) vemos un mal chichoneo. En realidad no es horrible porque la chica lo sabe manejar con sentido del humor.

Sin embargo el chichoneo debe surgir desde la picardía. Pongo este ejemplo porque muchos hombres intentan chichonear desde sus carencias. No lo hagan.

Nadie quiere salir con una persona que pasa hablando de sus problemas y desgracias. Ese no es el tipo de tensión que se debe generar.

Cuando pasa esto estamos obligando al otro a dirigir la charla y no todos saben hacerlo.

Si crees que la cita fue un éxito pero la chica nunca vuelve a hablarte seguramente estés cometiendo este error.

No es el caso que estamos viendo pues la chica suavizaba todo con sentido del humor. Sin embargo producía mas tensión de la que liberaba arruinando la interacción.

3. El caso de la “experiente”.

Llegamos al último de los ejemplos, pero pese a ser el último es el mas común. Quizás la chica que elegí es extrema (minuto 8:50), pero la elegí para que las mujeres vean que también cometen este error.

De hecho muchas lo cometen pero suelen creer que es un error exclusivamente masculino y no, no lo es.

El problema es que a la hora de venderse muchas personas cuentan sus experiencias intimas o afectivas. Es decir, la típica salida donde el otro habla de sus exes o personas con las que salió.

Lo hacen para mostrar su valor, es decir que tienen demanda y por ende tienen valor en el mercado. El tema es que el otro no piensa en comprar un producto sino en salir con una persona.

Y desde ese punto de vista se ve una persona que tiene problemas para desarrollar vínculos estables. Además todos queremos nos hagan sentir especial, y una persona que sale con mucha no ve a ninguna especial.

La realidad es que la única forma de lidiar con una charla así es escuchándola. No queda otra. Eso si ni bien tengas la oportunidad de redirigirla a tópicos mas positivos y alegres, hazlo.

El poder de una buena comunicación interpersonal.

Si escuchaste el podcast en varias oportunidades mencioné la frase “marco de la charla”. Voy a explicar a que me refiero con ese término.

Imaginate que el contenido de una charla es una foto o una pintura. Esa imagen estará delimitada y sostenida por un marco. Es decir el contenido siempre estará comprendido dentro de ese marco.

Cuando digo marco de una charla me refiero a los tópicos, las temáticas, el contexto, etc.. es decir, sobre lo que se habla.

En una charla normalmente el marco es transitorio. En algunos momentos se habla sobre lo que uno quiere y en otros sobre lo que quieren los demás.

Las personas que cuentan con una buena comunicación interpersonal poseen el marco de la charla durante toda la interacción. Cuentan con los recursos para dirigir el diálogo sin que el resto se percate. El diálogo se centra en el otro pero dentro de mi marco.

Si quieres ver el poder de una buena comunicación interpersonal te recomiendo escuches la anécdota del final del podcast (minuto 12:08).