Tinder: Autoestima e idealización.

[Total:2    Promedio:5/5]

El uso de Tinder, la aplicación de citas más popular de los últimos tiempos es diferente para hombres y mujeres. Desde la cantidad de matches , la selección o la forma de relacionarse son distintos para cada género.

Para las chicas, Tinder no es solo una aplicación de citas donde conocer gente. El uso de esta aplicación les reporta otros beneficios. En particular existe uno que se relaciona con la autoestima. La cantidad de posibles citas que una chica puede conseguir en Tinder es notoriamente mayor comparadas a las que accedería mediante formas tradicionales.

Este fenómeno es, independientemente a las virtudes personales, un privilegio del género femenino. Es el resultado a la abundancia de hombres en este tipo de apps y su baja selectividad. Por lo tanto al tener una gran cantidad de matches la mujer puede obtener un aumento en su autoestima como beneficio secundario.

En el hombre puede ocurrir lo contrario. Los factores opuestos (pocas mujeres con mucha exigencia) pueden minar negativamente la autoestima del varón. Sobre todo en aquellos con autoestima débil que alimentarían su falsa creencia de poca valía.

La respuesta de los hombres en estos casos suele ser borrar la aplicación “porque no sirve”. Generalmente tienden a culpabilizar “al afuera” (la aplicación) negando su propia responsabilidad (crear un perfil poco atractivo).

No deberías dejarte invadir por emociones negativas por la falta de matches. Tu perfil no eres tu. Seguramente no has dedicado más que unos minutos en crearlo.

Una actitud madura, lo tomaría más como un juego, iniciaría un nueva partida con un mejor perfil! Y a volver a jugar!

¿QUÉ SUCEDE CUANDO UNA MUJER OBTIENE TANTOS MATCHES?

Si podemos comprar un auto de 40 mil dólares no elegiremos uno de 15 mil. El mismo criterio se aplica a la hora de elegir candidatos para una cita. Las fotos que vemos en el perfil y el “estilo de vida que comunica” son comparadas con la imagen ideal. También lo que escribas en la bio de tu perfil será “evaluado” por las chicas.

Esto es igual tanto para hombres como para mujeres, ya que las relaciones humanas parecen guiarse por los mismos criterios de consumo. Pero para la mujer más matches significa mas posibilidad de elección. Esto se traduce a una mayor exigencia al elegir un hombre para una cita de igual forma que somos más exigentes al comprar cualquier artículo en una tienda.

Será por ello que cuando el amor de una pareja surge de una aplicación dura más pues ha pasado todas las pruebas.

¿Es malo? ¿Es bueno?. No se trata de juzgar, nadie duda que las aplicaciones de citas nos permiten conocer personas que nunca hubieran estado en nuestras vidas por los medios tradicionales. Todo depende del uso que cada uno hace de ella, del contacto que establecemos con la herramienta y de nuestros propios códigos y valores.

Códigos y valores que en la era de las redes y la comunicación virtual se han traspolado a las relaciones no virtuales donde también hay personas que son más exigentes e individualistas que en otros tiempos.

Por tanto no consideramos que la manera en que cada uno se vincula con el otro pase por el uso de una aplicación, sino que creemos que tiene que ver con características personales de cada uno y los propios valores.

¿EN FUNCIÓN DE QUE CARACTERÍSTICAS SE MATCHEA EN TINDER?.

Según un estudio en Tinder las características o atributos que ofrecen más posibilidades son:

  • La imágen.
  • El atractivo físico.
  • Los intereses en común.
  • El humor.

También se valora en un hombre la experiencia o los malos de buen corazón como los anti héroes de las películas. Eso si, con buena caligrafía, nada de faltas ortográficas. El tener una mascota parece que también está dentro de las prioridades

Esta excelente síntesis que ofrece Tinder nos hace pensar en los modelos inconscientes introyectados presentes tanto en hombres como en mujeres y donde han tenido gran incidencia la publicidad, los patrones culturales y familiares y los medios de comunicación.

En relación al atractivo físico, los estereotipo de belleza, donde se estimula la idea del atractivo físico y la apariencia para ser considerado bello. Es en ese sentido que los contenidos mediáticos y publicitarios han hecho hincapié en remarcar estos modelos que suelen ser muy restrictivos.

Y es cierto que la imagen cuenta pero ¿resulta suficiente? Sabemos que no.

Por otro lado el resto de las características mencionadas en los estudios de Tinder también forman parte de los ideales que priorizan las personas fuera de Tinder. Pero estamos hablando de ideales.

LOS IDEALES Y LOS MATCHES.

Todos idealizamos. La idealización es un proceso que funciona por imágenes tomadas de nuestras experiencias pasadas. La idealización exagera virtudes de una persona para otorgarle el poder de la perfección negando o desconociendo sus defectos. Lo que es normal que ocurra en la primer etapa de una relación: el enamoramiento .

Desde la psicología M. Klein nos dice:

‘El mecanismo de idealización está inevitablemente unido al mecanismo de disociación….las características indeseables del objeto son negadas, mientras simultáneamente es recubierto de ‘bondad’ (amor, invulnerabilidad, poderes mágicos, poder omnipotente de protección, etc.).

Segal H, “Introducción a la obra de Melanie Klein”, Buenos Aires, Paidós, 1987, pág. 122.

La idealización entonces destaca lo “bueno” o positivo y niega lo que consideramos negativo. ¿Será posible encontrar una persona que no posea nada que nos desagrade?.

En función de una imagen idealizada, sobre todo la mujer quien tiene más opciones que el hombre por tener más matches, “elige” sus posibles ligues.

Existen determinados patrones o estereotipos en la mayoría de las mujeres que operan de modo inconsciente a la hora matchear, pero siguen siendo eso; ideales. Difícilmente, encontrarán un atractivo físico como el de Thor, ni la experiencia y caballerosidad de George Clooney ni al malo de buen corazón de la Casa de Papel. Tampoco ellos encontrarán la modelo Irina Shayk ni la clase de Julia Roberts!

El pedir alguien que te haga reír tal vez no parezca pedir tanto, creo que en eso las mujeres no esperan un cómico ni un payaso sino la compañía de un hombre que les haga pasar una buena cita, divertida sobre todo. Tampoco lo es cuando ellos esperan de las chicas una buena conversación. También creo que nosotras lo esperamos!

Las personas tenemos ideales, y también ideales de pareja lo que no quiere decir que por ello que debamos perseguirlos. No creo que las chicas estén esperando encontrar a Thor ni a ningún Vikingo dentro de Tinder.

Sin embargo hay personas tanto dentro como fuera de Tinder que se encuentran muy ceñidas a estereotipos o ideales de pareja que pueden van a esperar… sin que nunca lleguen.

LA PERSONA IDEAL SOLO EXISTE EN TU MENTE.

Esto sucede cuando sin conocer a la otra persona pasan al próximo match esperando encontrar a su hombre ideal.

Estos casos se dan en personalidades inmaduras tendientes a generar relaciones de dependencia, cuando con suerte encuentran alguno de esos atributos idealizados en otra persona.

Tal como ocurre fuera de las aplicaciones, las personas que solo persiguen un estereotipo idealizado no lo encuentran nunca o pueden dar con una persona que posee alguno de ellos y la sobrevalora, creando relaciones de dependencia.

MAS CONTACTOS, MAS AFINIDAD .

En usuarios tendientes menos a la idealización, las posibilidades de contacto que ofrece la aplicación opera de forma positiva, habilitando a conocer personas con mayores afinidades.

Es en ese sentido es que la aplicaciones de contacto, ofrecen una herramienta muy valiosa al usuario, ya que más allá de encontrar una pareja o un encuentro casual, pueden encontrar personas compatibles con los mismos gustos, hobbys y afinidades.

Todo dependerá de no volcar expectativas desmedidas al encuentro y a la persona que vas a conocer, sino más bien pensar en pasar un buen momento espontáneo, sin querer saber todo del otro, siendo tu [email protected] No intentes agradar sino más bien disfrutar de ese momento en compañía de esa persona.

Comparte: